lunes, 18 de septiembre de 2017

Cuarto en la que podría ser mi última carrera en Toro Rosso!!!

Carlos Sainz pilota su Toro Rosso en Singapur.
Carlos Sainz pilota su Toro Rosso en Singapur.
Carlos Sainz Jr mandó el mensaje que tenía que mandar, en el momento justo, con el volante en las manos, en un circuito que no perdona, y en unas circunstancias en las que el pilotaje marcó la diferencia.
No hubo otro héroe en la carrera de Singapur. El resto de los que se salvaron de la primera curva, salvo Palmer, hicieron lo que se esperaba de ellos. Unos resultados lógicos teniendo en cuenta sus monturas. La sorpresa, después de ver cómo le había ido el coche todo el fin de semana fue Carlos.
Tras su fichaje por Renault, este cuarto puesto, que podía haber sido un podio, es la confirmación de que estamos ante un grande. Un digno sucesor de Fernando Alonso en el corazón de los aficionados españoles. "Aprovechará la ocasión con Renault, es uno de los mejores de la parrilla", decía Fernando el pasado jueves. "Ha demostrado que es uno de los 'top drivers' y en el 'paddock' se le reconoce como tal", subrayaba ayer Marc Gené.
Hizo todo bien, no se atropelló en la salida, tomo la vía buena, pilotó como nunca en unas condiciones complicadas, defendió su posición contra Pérez y Hulkenberg, que en ocasiones iban mejor calzados que él. Aguantó la presión en las reanudaciones tras los coches de seguridad.
Hizo bien hasta ser tajante por la radio pidiendo silencio. Su cara de satisfacción tras la carrera, especialmente cuando llegó al garaje era la de los grandes días, transmitía confianza en sí mismo, y a pesar de no ser hombre de grandes celebraciones, tenía la mirada de haber hecho algo grande, de saberse en un momento clave de su carrera deportiva, de haber hecho la gran trastada, como cuando salió del podio del Rally Catalunya 2004 con la copa de su padre. Esos momentos en la vida de uno que sabe que le van a marcar. Parecido también a aquel Fernando Alonso sudado de la sala de prensa de Spa (Bélgica) en el año 2000. Esa sonrisa que delata satisfacción y alegría contenida.
Carlos saludó uno a uno a los miembros del equipo cuando llegó al garaje. El camino entre el 'corralito' y su garaje fue más largo de lo habitual, y eso que Carlos es de los que esconde habitualmente la mirada tras la gorra.
Concentración absoluta, sin mirar a ninguna parte, encerrado en sí mismo, pero esta vez le iban sacando de su recogimiento a base de abrazos, felicitaciones, o niños pidiéndole autógrafos. Después, aún con el chaleco térmico, vio un poco las imágenes de la carrera, antes de ir a cambiarse.

Tirado a la piscina y dos móviles KO

Como no todo es perfecto, Carlos se llevó un pequeño disgusto, o grande según se mire, ya que en la euforia de celebración de ese cuarto puesto, le echaron a la pequeña piscina que tiene el equipo para relajación de los pilotos, y llevaba los dos móviles encima, que quedaron para ponerlos en arroz una semana a ver si reaccionan.
Otra cosa que hubiera gustado mucho a los dos Carlos hubiera sido darse un abrazo tras su mejor resultado en Fórmula 1. Sin embargo no pudo ser. Sainz padre tenía que coger un avión pronto, ya que esta semana está entrenando con Peugeot en Marruecos, y a las 21h se fue del circuito.
En alguna otra carrera había venido parte de la familia de Carlos, pero esta vez, salvo su manager y primo, Carlos Oñoro, no había ningún allegado más. Pero lo celebraron como exige la ocasión.

¿Se atreverá Marko a bajarlo del coche?

¿Y ahora qué? ¿Malasia sí o no? Cyril Abiteboul arrojó ya la toalla en su intento de hacer debutar a Carlos de amarillo en 15 días. Los responsables de la marca francesa, ya antes de la carrera, había decidido no entrar al trapo de más intercambios económicos millonarios con los representantes de Jolyon Palmerpara que Carlos ocupara su puesto a partir de Sepang.
Helmut Marko, esperando el desenlace de esa negociación, tenía ya listo para subirse al coche de Carlos a Pierre Gasly. Sin embargo la decisión de Renault deja Gasly sin opciones inmediatas en Toro Rosso.
Los más extremistas del entorno Red Bull, incluso si no corría con Renault, apostaban por bajar a Carlos y dejarlo a pie hasta final de temporada para que Gasly llegara al año que viene con un rodaje mayor.
¿Tendrán valor ahora tras el mejor resultado de la escudería de la temporada? ¿Para dejar fuera al piloto, que con el Toro Rosso y sus flamantes 48 puntos está a 20 de la estrella de la escudería, Max Verstappen, en el campeonato?.
Los puntos de Carlos son millones de euros que entrarán en las arcas de Red Bull, y al equipo sólo le faltan ocho puntos para ser quinto de la general. No parece la mejor decisión.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Oficial: Carlos Sainz a Renault en 2018


Carlos Sainz pilotará un Renault en 2018. Ya es oficial  Carlos es parte del trueque Honda-Toro Rosso-McLaren-Renault. La firma francesa le ha dado oficialidad este viernes en el torrente de comunicados que han confirmado lo que MARCA ha adelantado las últimas semanas: Honda se asocia con Toro Rosso y McLaren con Renault.
En el caso de Carlos Sainz, pilotará el monoplaza Renault en 2018 y posiblemente pueda hacerlo incluso esta misma temporada, desde el próximo GP de Malasia aunque la oposición de Palmer está retrasando el anuncio. Ambos equipos hablan de cesión del piloto español, opción que ya avanzó MARCA hace días si bien el acuerdo, aunque no es público, alcanzaría tres temporadas porque le quedaba una con los energéticos y luego hará una extensión de contrato. Si Red Bull quiere recuperarlo ha de ser negociando con Renault con preferencia en la opción de recompra, pero pagando.


Carlos Sainz: "Estoy muy feliz de llegar a Renault. Ser piloto de un equipo fabricante es un honor. Es el comienzo de un nuevo capítulo muy excitante en mi carrera. Quiero agradecer a Red Bull su apoyo y la oportunidad que me han dado y especialmente a la gente que trabaja en Toro Rosso".
ir. a este chavalin que 11 años más tarde iba a correr en este equipo. Será un gran honor. Gracias/ Merci @RenaultSportF1

domingo, 9 de abril de 2017

lunes, 16 de enero de 2017

Entrevista a Carlos Sainz Jr "Con mis resultados, cualquier otro año tendría un asiento en Red Bull"



Carlos Sainz posa antes de la entrevista. CARLOS ROSILLO

Carlos Sainz (Madrid, 22 años) se siente frustrado. Su buena temporada, la segunda a los mandos del Toro Rosso, cargada de elogios, con 10 carreras en el top10, cuatros sextos puestos, y rematada con una duodécima posición final con 46 puntos, 26 más que en su debut, no le han servido para que Red Bull le promocionase. El piloto español volverá a correr en la filial de la marca austriaca en 2017, un año de cambios en una Fórmula 1 que aspira a recuperar su atractivo, y de inflexión y lanzamiento para un Carlos Sainz que sabe qué su rendimiento esta temporada marcará su futuro.

ÑBA.com

ÑBA.com
Todo sobre los jugadores españoles en la NBA y la Selección Española de Baloncesto