sábado, 14 de marzo de 2015

Impresionante debut de Carlos Sainz Jr en su primera parrilla de salida

El retorno del Mundial de Fórmula 1 ofreció pocas sorpresas. La más importante fue el excelente debut del joven piloto español Carlos Sainz, que se metió en la Q3 y partirá desde la octava posición en la parrilla de salida del Gran Premio de Australia. Lo demás entraba dentro de lo previsible. Todo el mundo esperaba un dominio absoluto de Mercedes y eso fue exactamente lo que ocurrió en la primera clasificación de la temporada. Lewis Hamilton marcó ya el terreno a su compañero de equipo, Nico Rosberg, y le arrebató seis décimas que pesarán como una losa en la mentalidad del alemán. Sin embargo, los dos partirán desde la primera línea de la parrilla, por delante del Williams de Felipe Massa y el Ferrari de Sebastian Vettel, que coparán la segunda. Para Hamilton, esa fue la 39ª pole, después de que la temporada pasada lograra siete de ellas. La ausencia deFernando Alonso siguió planeando por Albert Park.
Sin embargo, la gran revelación de esta primera clasificación fue Sainz (Toro Rosso), que a sus 21 años, tuvo un debut en la fórmula 1 realmente esperanzador. El piloto español corrió bien en las tandas de libres y ya allí superó a su compañero de equipo, su principal objetivo esta temporada. En la clasificación no falló tampoco. Corrió con una solvencia impropia de un novato y, a sus 21 años, se situó de nuevo claramente por delante de Max Verstappen, que quedó eliminado en la segunda tanda y partirá desde la 12ª posición. Sáinz le sacó tres décimas y eso le valió para entrar en la Q3 en su primera participación.
El español partirá finalmente desde la octava posición, pero ya ha dado su primer zarpazo para romper la dinámica interna del equipo que había lanzado los mejores piropos al debutante holandés de 17 años, al que comparaban incluso con el legendario Ayrton Senna. Sainz, sin embargo, no se amilanó por ello. Al contrario, eso le permite correr sin tanta presión. Xavi Pujolar, coordinador de ingenieros de Toro Rosso, ya había comentado, sin embargo, que tanto Verstappen como Sainz estaban a un nivel altísimo. “Van como tiros”, dijo. Y el coche también responde a las expectativas.
“La cuestión fundamental era no cometer errores”, dijo después Sainz. “Aquí los errores se pagan muy caros. Por tanto debía tomarme las cosas con calma para poder entrar en la Q3, que era mi objetivo. No me preocupa Verstappen, aunque sé que es muy bueno. Lo que realmente me mueve es dar lo mejor de mi mismo y si lo logro estaré por delante de mi compañero. Hoy, las cosas han salido bien y estoy realmente satisfecho. Nunca te imaginas un debut tan bueno como el que he logrado”.
Si los Mercedes marcaron la pauta en Albert Park, también quedó claro que sus más inmediatos perseguidores serán este año los Williams y los Ferrari. El equipo británico ya apuntó buenas maneras al final de la temporada pasada y ha continuado su progresión hasta situarse por detrás de los Mercedes. Sin embargo, Massa quedó a 1,4 segundos de Hamilton, lo que es un mundo. Y Ferrari parece haber encontrado el camino, tras varios años de navegar perdidos y sin un horizonte claro. Vettel fue cuarto en su debut con la marca de Maranello, un debut similar al que tuvo Michael Schumacher en 1996. Pero su tiempo, similar al de Massa, deja claro que hay un largo tramo por recorrer antes de alcanzar a los bólidos plateados.
Por detrás, la clasificación confirmó algunas de las previsiones que se habían estado barajando en la pretemporada. Los dos McLaren no solo no consiguieron superar la primera tanda, sino que quedaron relegados a las últimas posiciones. Button partirá desde la 17ª posición, tras haber dado su mejor vuelta a tres segundos de distancia de Lewis Hamilton. Y Kevin Magnussen quedó todavía por detrás. Tras ellos solo quedaron los dos pilotos de Manor, que no pudieron tomar la salida.
La situación de Manor fue una importante decepción para el piloto español Roberto Merhi, que debía debutar en el Gran Premio de Australia, pero que vio frustradas sus expectativas por los múltiples problemas que plantearon los dos monoplazas de Manor. La decisión de comenzar la temporada en Albert Park llegó muy tarde y los dos coches tuvieron que modificar el chasis para pasar los crash tests. No llegaron a tiempo y en la tercera tanda de libres no consiguieron ni siquiera concluir una sola vuelta. “Espero poder debutar en Malasia”, confesó Merhi. Sin embargo, no será fácil, porque el compromiso inicial del equipo con él era para esta carrera, y también porque no es seguro que el coche esté a punto para la segunda cita del Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ÑBA.com

ÑBA.com
Todo sobre los jugadores españoles en la NBA y la Selección Española de Baloncesto